Descripción del proyecto

A veces hay huecos a los que le puede sacar gran partida convirtiéndolos, sin necesidad de grandes obras, en anexos de una casa. Este es el caso de este propietario vizcaíno que construyó una caseta de madera, completamente a medida, ocupando un pequeño hueco del jardín que pasó a ser una práctica cabaña de aperos.